Katarsis y Tunaches

Hola Mundo:

Este está siendo un año difícil, un año en el que muchas cosas están manifestándose ante mí; un año que me lo está haciendo pasar muy duro y que, sin embargo, gracias a esa dureza estoy aprendiendo mucho.

De lo que más he aprendido este año es de mí misma.  Por supuesto que también he descubierto quién está a mi lado y quién no.  Pero lo importante, con lo que al final me voy a quedar, es con todo lo que he podido pensar y repensar en estos tiempos de katarsis.

Color

Color

Y mis lanitas han estado ahí para ayudarme a desgranar el embrollo en el que me encuentro.  Gracias a sus vívidos colores, he podido ver algo más que el negro que rodeaba mi vida.  Ellas, con su suavidad, sus diseños y, también, con sus enredos, me han ayudado a tomar decisiones que voy a poner en marcha: objetivos, o como lo denominan los indios Hopis, TUNACHES:  Ellos  no tienen la misma concepción del tiempo que nosotros los superadelantados occidentales, que no somos capaces de disfrutar de la brisa o del amanecer si no es por medio de aplicación móvil.  Pues bien, los Hopis miden el tiempo en Tunaches, es decir, objetivos, por lo que cuando concluyen un Tunache, empiezan otro, sin preocuparse de si si, o si no.  Yo me he propuesto medir mi vida en Tunaches…

He estado tejiendo, y mucho, aunque no he publicado casi nada.  La verdad es que no me apetecía.  Me parecía muy estresante.  A veces tenía la sensación de estar en una competición de quién publica más, o quién tiene más éxito organizando tal o cual.  Hasta fui víctima de una “jugarreta” con insultos por parte de una “compañera” en el intercambio navideño.

 

 

 

 

 

La unión hace la lana

La unión hace la lana

Pero lo que me decidió a apartarme de todo esto, fue un día en el que vi como en un blog de croché alguien publicó el nombre de una compañera que no había cumplido con un reto propuesto.  En la publicación, además del nombre de la chica en cuestión, se podía leer una descripción nada agradable de la misma, pero lo que no se pudo leer nunca fue una disculpa ni un intento de averigüar por qué la chica no había podido cumplir.  ¡Qué soberbia más patética la de la dueña de ese blog!

Blavos

Blavos

Entonces me pregunté si realmente sirve de algo esto de publicar en un blog, lo que haces con tus manos, ya sea con lanas, fieltros o cualquier otro material.  Yo no entiendo que alguien que se considera “artesano” se permita pisotear a los demás públicamente de una manera tan lamentable.  No puedo comprender que alguien con tan bajos sentimientos, pueda ser creador/a de arte textil, o de cualquier otro tipo de arte.

 

En una primera instancia de indignación, pensé en publicar los nombres de estas personas en todas la redes sociales, así como en mi blog, para hacerles sentir lo mismo que ellas debieron hacerles sentir a estas chicas (al final fueron más de tres las colgadas de la picota).  Pero cuando me tranquilicé pensé que no debía dar lecciones, la vida pone a cada uno en su lugar y yo debía buscar el mío, con amor.

 

 

 

Y el amor me lo dieron ellas: mis lanas.

El arte es amor

El arte es amor

En este tiempo he trabajado el ganchillo, pero también el telar de cartón.  Tengo muchas cosas terminadas y otras que aún estar por terminar.  Las iré mostrando poco a poco para el que las quiera ver.

Admito ser bastante contradictoria a veces, por eso, en este año en el que se han producido varias olas de calor, yo he tejido tres mantas.  Qué le vamos a hacer.

Esta manta me llevó mucho tiempo ya que es enorme.  La hice con una lana degradas en varios colores muuuuuy suavitas.

Hexágomanta

Hexágomanta

Estas otras dos son del mismo tipo de lana aunque en otras tonalidas.  La suavidad es la misma, pero el tamaño no, ya que el sitio donde las compraba dejó de traer ovillos y, por ello me quedé corta.  Aún así, son muy útiles para usarlas encima de las piernas cuando estás trabajando ante el ordenador, o bien de toquita.

Blavosa

Blavosa

Rosada

Rosada

Esto ha sido todo por hoy.  Y para finalizar diré que lo que publico hoy lo hago porque me nace así.  No espero nada de esto.  Sólo necesitaba decirlo.

Ahora, a seguir tejiendo y a seguir compartiendo con amor, lo que con amor hago.  Eso es todo.

Xisca firma

Anuncios

Día 18 del Calendario de Adviento

Hola Mundo,

en esta ocasión en el Calendario de Adviento de gute Laune, es Nelkita, la última de las Bobas, la que aparece como protagonista.  Me encanta el clavel que lleva en la cabeza: es que ella es muy gitana.

Xisca firma

El Calendario de Adviento y el Stollen

Hola Mundo,

hoy, en la 13 entrega del calendario de adviento de gute Laune, nos encontramos con una tradición espectacular, como espectacular es la actitud de Dual, la Boba bipolar.  La verdad es que no es que sea tan mala, sólo es un poco traviesa. ¡Pobre uno!  Pasadlo bien

Xisca firma

 

 

 

 

Cuarto día del Calendario de Adviento en gute Laune

Hola Mundo,

gute Laune se supera cada día.  En el vídeo de hoy nos cuentan una hermosa tradición sobre Santa Bárbara y para ello han usado a Pomponia.  Me encanta ver como rebota y el grito que lanza.  ¡Es encantadora!  Bueno, os dejo el link por si no lo habéis visto.

Xisca firma

 

 

 

 

 

gute Laune lanza una nueva campaña

Hola Mundo,

quisiera compartir con vosotros la nueva campaña de gute Laune.  Es una idea genial de consumo consciente en estas Navidades.  En otras ocasiones os he mencionado a estos chicos con los que he colaborado en muchas ocasiones.  Ello realizan cursos de Alemán totalmente diferentes a lo que hay por ahí.  Lo hacen por medio de audiovisuales que realizan con mis creaciones.  Soy amiga de Albero, la chica que da las clases, y por ello me pidió colaboración.

Os puedo asegurar que son buenos, y lo sé porque yo fui alumna de Albero.  Es una de las mejores profesionales de la docencia que he conocido en mi vida.  En el canal de youtube “gutelaunecc” podéis ver de lo que os hablo.

Os dejo varios enlaces para que disfrutéis y maduréis esta maravillosa propuesta.

gute Laune

gutelaunecc

Blog Deutsch macht Spass

Derecho a elegir

Hola Mundo:

Me encanta tejer, y a su vez, me gusta ver las cosas que hacen otras personas.  El arte siempre ha sido unos de mis principios.  Por ello visito a menudo blogs de artistas que, como yo, aman los colores y las texturas que nos ofrecen los hilos, las telas, las bobinas,…

Hace poco leí la entrada de una chica que, muy enfadada, respondía a un supuesto correo o mensaje que había recibido y que, según ella, era muy ofensivo y desagradable.  Por lo que pude entender, en ese mensaje se le debía recriminar que hubiera copiado algún patrón o alguna idea.  No sé exactamente qué, pero parecía que los tiros iban por ahí.  La ofendida compañera tejedora argüía que “todos nos copiamos los unos de los otros”.

No sé en qué términos estaba redactado dicho mensaje pero sí diré que de seguro, estoy de acuerdo con la esencia.  Yo no creo que todos nos copiemos los unos de los otros, sino que algunos copian mientras otros reciben influencias o comparten ideas.  Esto que digo está bien claro.  Yo misma he realizado alguna de mis criaturitas desde patrones que he encontrado en internet o de tutoriales que algún artista cuelga generosamente.  En cambio, tengo otras cosas realizadas íntegramente por mí y que, bajo ningún concepto, comparto patrones o permito que se copie, ya que, todas mis creaciones son registradas en el Registro de la Propiedad Intelectual.

Yo creo que copiar a un compañero es una manera de hacerle un homenaje, siempre y cuando no se use la copia para obtener medios económicos, o bien atribuirse una creación que no es propia.

Vivimos en la sociedad del “todo vale” o “todo es gratis”.  Yo no estoy de acuerdo.  Soy artesana y tengo que pagar facturas.  Nunca se me ocurriría ir al taller de un mecánico a cogerle las herramientas sin su permiso para arreglar mi coche yo solita.  ¿No os parece?

Debemos tener derecho a elegir: el que quiera regalar sus creaciones, que lo haga, y el que no, que no lo haga.  Ambas opciones son respetables y ninguna es recriminable.  Seamos coherentes y respetuosos.  Ese es mi deseo en este domingo de Pascua.