La luz del rosetón

Las catedrales góticas son muy especiales y yo he tenido la suerte de vivir alrededor de la segunda catedral más grande de toda la cristiandad.: la Catedral de Sevilla.

Cuentan que cuando se decidió hacer una catedral en Sevilla, se puso como condición que fuera tan grande que los que la vieran tomasen por locos a los constructores, y la verdad es que así es.

De niña, cuando aún se podía entrar libremente por sus capillas y pasillos, solía ir para sentarme en sus bancos en absoluta soledad y silencio.  No existía el turismo de masas absurdo de hoy en día ni el espantoso sonido de los teléfonos móviles, ambos disruptores del ser humano en su más pura esencia.  El silencio era pesado, agobiante, pero tranquilizador y muy reconfortante.

Buscaba siempre sentarme en algún banco que estuviera cerca de los reflejos de colores que producía la luz del sol gracias a los rosetones, esos hermosos mandalas de cristal que en su efecto caleidoscópico pueden llegar a transportar a una jovencita altamente imaginativa como yo, a través del tiempo y del espacio.  ¿Podrían ser los rosetones de la Catedral de Sevilla los causantes de mi indecisión cromática?  No, no tengo un color favorito sino todos los son para mí.

Esta nueva y original creación de mi Tita Xisca, me recuerda a los rosetones de mi juventud; aquello que podías disfrutar sin ruidos ni empujones.  Aquellos que aún están en mi retina.

Albero Belmonte

La luz del rosetón. PVP 20€

La luz del rosetón. PVP 20€

La luz del rosetón. PVP 20€

La luz del rosetón. PVP 20€

El bolsito de boquilla “La luz del rosetón” tiene un precio de 20€.

Xisca firmaSi queréis llevaros a casa alguna de las creaciones de esta colección, podéis poneros en contacto conmigo o bien a través del blog o bien mandando un correo a enlaisladexisca@yahoo.com