Rumaykyya

Este nombre tan sonoro y a la vez extraño, nos trae una nueva leyenda sevillana: los amores del rey Al-Mutamid con la esclava Rumaykyya.  Os la cuento.

Al-Mutamid, denominado el rey poeta, último de la dinastía de los Avadéis, es uno de los reyes más famosos de Sevilla. Reinó de 1069 a 1091, un periodo de florecimiento de la cultura en el reino de Sevilla.

Cuenta la tradición que el monarca paseaba una tarde con su amigo y poeta Ibn Ammar cuando empezó a improvisar un verso:

La brisa convierte al río en una cota de malla…

Le rogó a su amigo que continuase, pero de pronto sonó la voz de una mujer diciendo:

Mejor cota no se halla como la congele el frío.

Al-Mutamid se volvió y se encontró con una bella muchacha llamada Itimad, a la que le decían la Rumaikiyya por ser esclava de una tal Rumiac, de profesión muletero. El rey se enamoró perdidamente de ella y se casaron.

El rey estaba perdidamente enamorado de Rumaykyya o Itimad, tanto que accedía a los múltiples caprichos que esta tenía.  Uno de los más famosos es el de la nieve.  La reina jamás había contemplado la nieve y deseaba hacerlo, así que el rey Al-Mutamid ordenó plantar almendros en la Sierra de Córdoba, para que al florecer pareciese un paisaje nevado a los ojos de su amada.

Me imagino a esta pareja paseando por la ciudad bajo el embriagador aroma del azahar y escuchando el soniquete del agua de las fuentes.  Es una hermosa historia, ¿no os parece?

Esta nueva creación homenajea a la esclava Itimad  Rumaykyya y su pasión por el arte.

Rumaykyya

El bolso “Rumaykyya” tiene un precio de 20€.

Xisca firmaSi queréis llevaros a casa alguna de las creaciones de esta colección, podéis poneros en contacto conmigo o bien a través del blog o bien mandando un correo a enlaisladexisca@yahoo.com